La clave, dosifica para mejorar - joseramonguar.com

   Hola, espero realizar una aportación entretenida y constructiva con las reflexiones que te comento en este post, ambos recibimos enormes cantidades de estímulos e información desde el primer minuto del del día hasta que nos vamos a dormir,  ninguno de nosotros seremos capaces de optimizar con mucho peso mental, quiero decir, para poder funcionar de manera óptima hemos de estar ligeros de mente, la clave, no llevar encima demasiados lastres mentales, por eso, quiero hacerte comprender, que es imprescindible dosificar, digamos que es como ir soltando peso, sé que no es fácil y estoy totalmente convencido de que se entrena ¿No crees? Tendemos a llenarnos de contenido y mentalmente estar sujetos a diferentes estímulos con distintos orígenes, que llegan por diversos medios y que al ritmo que los manejamos, hacen que se ralentice tu respuesta a partir de un determinado nivel de exigencia. Te quiero poner varios ejemplos de dosificación en la rutina diaria para que experimentes un cambio positivo y sustancial, en diversos ámbitos, y siempre dirigido a favorecer tu rendimiento global, recuerda “foco”

 

  

   A continuación te menciono varios puntos para que tengas en cuenta.

  

   Cuida tu mente.

   Has de interiorizar tus pensamientos de manera constructiva y proactiva buscando siempre la positividad, da la vuelta a los estímulos siempre a tu favor, las respuestas y soluciones están por todas partes, no quiero decir que no prestes atención a los que no son tan favorables, quiero decir, que busques la posición para que soplen de cara, puedes hacerlo.

  

   Regula la información.

   Regula la información que absorbes, puedes tener diversas fuentes pero finalmente la opinión ha de ser la tuya. Hoy en día se habla mucho de los orígenes de las noticias, de las fuentes, de los medios, de la veracidad, regula, contrasta y no te quedes con la primera impresión, la simplicidad, en este caso, no funciona.

  

   Aprende a ordenar los estímulos.

   Priorizar es una acción fundamental y otra clave para tener en cuenta, si consigues ordenar de más a menos la necesidad para prestar atención a un tema concreto, cada vez conseguirás mejores resultados y podrás ser mucho más efectivo en todos los aspectos vitales.

  

   Trabaja el cuerpo.

   Cuida el cuerpo, el deporte es siempre un aliado, no hace falta que seas un atleta, simplemente haz deporte en relación a tus posibilidades, te ayuda a dosificar, te sentirás mejor contigo mismo, digamos que conseguirás mantener el equilibrio interior, el exterior y ganarás en calidad de vida.

  

   Las capacidades.

   Dedica el tiempo necesario a las personas en función de la capacidad de ambos, no debes infravalorar ni sobrevalorar a nadie, tendemos a buscar los extremos y la realidad suele estar en un punto medio.

  

   Organiza el tiempo.

   Sé que es un tópico, pero el tiempo es oro, y más cuando nos damos cuenta que es limitado, si lo es, se acaba, no olvides que el día de hoy cuando finalice no volverá, créeme, es muy importante la sensación de prisa, eso sí, siempre desde la calma.

  

   Aprende y utiliza a favor.

   Utiliza los conocimientos y las nuevas tecnologías de manera favorable, en la etapa de la evolución que nos ha tocado vivir, tienes que asimilar que las distintas fuentes de progreso van a tu lado, no te digo que seas un experto máximo en todos los ámbitos, sin embargo, como herramientas útiles, has de colocarlas siempre a favor, su aprendizaje va ligado sobremanera al aprovechamiento del tiempo y esta visión es esencial porque las necesidades cambian de manera brutal.

  

   Descansa.

   Descansar también forma parte de la dosificación  y es clave, como se habla en muchos foros es parte del aprendizaje, un profundo descanso es uno de los secretos, seguramente pudiste haber vivido aquellas noches sin dormir porque al día siguiente  tú te enfrentabas a un examen importante, has de dosificar, en ese caso, es súmamente fácil quedarse en blanco. Descansar es algo parecido a dar un pequeño paso atrás para coger impulso.

 

   Escudriña.

   Esta palabra se me ha quedado grabada a fuego desde hace varios años, me gustaría que compartieras conmigo este concepto, lo he fijado en un contexto filosófico en una clase del bachiller en la que, en su día, se comentaba que una lechuza escudriña para tomar la decisión más precisa, por eso, mi recomendación es que, a modo lechuza, te adaptes al entorno que has elegido para estar o al que te han llevado las circunstancias, tu entorno a veces no lo elijes, sea como sea, cuanto antes te adaptes, antes será la finalización de tu éxito, a mi modo de ver, si lo haces con precisión cuidarás el detalle y el éxito será claro.

  

   Adapta tus momentos de diversión.

   Aprovéchate de tus poderes innatos, muestra tus fortalezas y trabaja tus debilidades, siguiendo estas pautas, serás caballo ganador, si quieres ser visceral puedes serlo, aprovecha tu mente consciente e inconsciente, en este contexto no quiero dejar a un lado los momentos de diversión, son muy importantes, digamos que son tus momentos, nunca renuncies a ellos, puedes adaptarlos a tu camino hacia el éxito y nunca dejes de ser tú.

  

Muchas gracias por tu tiempo ¡Nos leemos!

La clave, dosifica para mejorar
Etiquetado en: