Embudo y creatividad: 7 evidencias
Compartir
Share on Facebook14Share on Google+0Tweet about this on Twitter4Share on LinkedIn2

   Quiero decirte unas palabras para que puedas experimentar ciertas sensaciones respecto a lo que denomino ente creativo en este mundo socialmedia ¡Piensa en ese momento antes, mientras y después del WOW! Quiero que reflexiones sobre aquellos momentos en los que consigues que la piel se ponga de gallina ¿He sido capaz de hacerlo? ¿Se me entenderá correctamente? ¿Habré hecho el ridículo? ¿Servirá para algo? ¿Va en contra de lo previamente establecido?

 

  

   También ha llegado el momento de lanzarte unas preguntas para hacerte reflexionar ¿Has pensado alguna vez que la perfección puede chocar con la creatividad? ¿Es preferible ser creativo o perfecto? ¿Existe la perfección? ¿La creatividad va de la mano con perder el miedo a lo desconocido y a la vergüenza? ¿Qué opinas sobre lo que haces y lo que hacen los demás? ¿Qué opinan los demás sobre sí mismos y sobre ti?

   Ahí lo dejo, dale una vuelta,…

   A continuación te apunto 7 evidencias que espero tengas en consideración:

   1 Si te situas en la parte superior del embudo, emergen, en muchas ocasiones de la nada, una serie de ideas que podemos considerar el input de la situación final. Desde luego en ese proceso de creación la creatividad juega un papel fundamental. Mi consejo es que controles en lo posible la prisa, en ocasiones juega una mala pasada.

2 Es necesario, a parte de ser creativo, tener la capacidad de reconducir dicha creatividad para llegar al fin deseado a través de ese embudo, también denominado funnel. La velocidad de paso por el recorrido total, forma parte de un tiempo que es finito. Ten en cuenta que en la actualidad parte o todo de ese proceso creativo puede tener difusión, los medios disponibles se sitúan en modo altavoz, no te arrugues.

3 Claramente la creatividad es entrenable, y el embudo puede evolucionar hacia un mayor diámetro para el paso de producto final ¿Te ha pasado que intentas un nuevo proyecto y las ideas no emergen? ¿Crees que a base de entrenamiento duro eres más capaz de llegar a la meta?

4 Es recomendable insistir, no es lo mismo pasar una cuestión que otra por un embudo pero con destreza seguramente nos encontraremos con gratas sorpresas, el agua seguramente se desliza de maravilla, un trozo de madera es un poco más difícil que fluya con naturalidad y una idea o pensamiento se puede diluir, por eso, fácilmente tendrás que adaptar varios parámetros e incluso el propio embudo.

5 Siendo tú mismo incorporas valor a los demás, es una recomendación que no quiero que pierdas de vista, al final hace que todos exploremos nuevos horizontes, te darás cuenta que antes de cruzar el embudo muchas veces no vislumbramos ni siquiera el principio del final.

6 Creo sinceramente que el grupo, la relación, el intercambio, hacen crecer esa creatividad, es como si aparecieran muchos embudos que confluyen a un mismo lugar en pos de la meta final óptima para todos los input.

7 La experiencia es un grado, creo que la creatividad no desaparece con el paso del tiempo sino que se transforma, digamos que somos creativos de otra manera. Siempre que pienso en esta cuestión me viene a la mente la palabra prudencia, esta prudencia en algunos casos lastra este proceso creativo y en otros lo alimenta y hace crecer la sustancia del producto elaborado. Entendiendo como producto elaborado tanto una idea final, un proyecto terminado, un producto físico o un producto digital.

Muchas gracias por compartir vuestro tiempo, chic@s ¡Nos vemos por las redes!

Embudo y creatividad: 7 evidencias
Compartir
Share on Facebook14Share on Google+0Tweet about this on Twitter4Share on LinkedIn2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.